Z = 8, oxígeno, O. Elixir de vida y muerte[1]

Resumen

El oxígeno fue aislado por primera vez por el sueco Carl Wilhelm Scheele entre 1770 y 1773 calentando pirolusita (dióxido de manganeso) con aceite de vitriolo (ácido sulfúrico concentrado); al observar que una vela ardía en este gas de forma más viva, lo bautizó como “aire de fuego”, pero su descubrimiento no se publicó hasta 1777.

PDF